PlayBoy

PlayBoy (72)

Lunes, 31 Marzo 2014 18:12

Danna Paola en OPEN

Escrito por

Pasó su infancia entre luces, cámaras y micrófonos. A los cuatro años  incursionó en la famosa serie plaza sésamo, donde la productora Rossy Ocampo la encontró para ofrecerle su primer estelar en una telenovela: Rayito de Luz, el teledrama fue transmitido en varios países y de inmediato hizo de Danna toda una estrella.

 


Ella ha sabido sortear los bemoles de ser una niña famosa. Su transición hacia la juventud ha transcurrido sin grandes aspavientos y sin ser trastocada por los excesos demoledores que a tantas estrellas infantiles seducen; por el contrario, está tan enfocada en su trabajo que a sus dieciocho años ha participado en distintas telenovelas, películas, series y ha grabado ya cuatro álbumes de estudio.
Danna ya no es una niña y los retos se antojan nuevos. Haber interpretado con éxito el musical Wicked - basado en la novela de Gregory Maguire sobre la bruja del Oeste de El Mago de Oz - es un mérito que puede endilgársele solamente a su talento y perseverancia. Su trabajo ha sido elogiado por la crítica y ahora se da el tiempo de mirar otros horizontes, unos más lejanos pero, también, mucho más seductores.

 



HÁBLAME DE LA VORÁGINE QUE HA SIDO WICKED...
Estoy feliz. La verdad ha sido un éxito que no esperaba. Hasta hoy sigo disfrutándolo al máximo y aprendiendo muchas cosas como la disciplina y la entrega a tu trabajo. Es una escuela diaria, literalmente, cada vez que subo al escenario. Es una experiencia maravillosa tener un personaje tan completo y tan importante como éste.

ES UNA OBRA QUE EXIGE MUCHO, SOBRE TODO TU PERSONAJE...
No hay día en que no suba al escenario y no lo disfrute. Aún estando muy cansada, la obra y mi personaje me ayudan a levantarme y ponerme las pilas.

¿QUÉ TE LLAMÓ MÁS LA ATENCIÓN DE LA OBRA? SABÍAS QUE ERA UN PROYECTO COMPLEJO Y QUE TE ESCLAVIZARÍA POR MESES...
Me enamoré desde las audiciones. Siempre que me propongo algo y me preparo para hacerlo siento que lo puedo lograr. Eso me ayuda a decir: “Yo puedo”. Desde que hice la audición y estuve en ese transcurso de espera y de nervios y de saber si me quedaba o no con el personaje, viví momentos muy difíciles. Después, cuando supe que quedaba, saber que estaría ahí y ver que ahora cumplimos cien representaciones me hace sentir feliz de haberlo conseguido. Por otro lado, en cuanto al trabajo que implica, sabía que esto iba a ser así. No es algo que me esclavice, es algo que me gusta hacer. Mi trabajo no es mi esclavitud, sino mi vida. Para ml es diversión, profesionalismo, es lo que me apasiona.

 

 

HAS HECHO DE TODO, ¿QUÉ TE FALTA PARA COMERTE AL MUNDO?
Quiero hacer cine, retomar mi carrera musical y empezar un nuevo disco. Obviamente seguiré con la temporada de Wicked, pero después me gustaría enfocarme en la música al cien por ciento.

CON EL CINE TENDRÁS UN CONTACTO PRONTO, DEBIDO A TU PARTICIPACIÓN EN EL REMAKE DE EL GUARDAESPALDAS.
Así es. No sé cuándo se empieza a filmar la cinta, pero probablemente a mediados o finales de año. Sigo en espera de varias cosas, pero me siento feliz. La base de la historia es el guión de El Guardaespaldas, pero está totalmente renovada y con cosas más dirigidas a un público juvenil. Será cien por ciento musical, pues no será la misma película.

NO ES QUE ME CREA YO MUY ADULTA, PERO HE MADURADO MÁS RÁPIDO QUE LOS CHICOS DE MI EDAD. SIEMPRE CONVIVÍ CON GENTE MUCHO MÁS GRANDE QUE YO, Y ESO HA CONTRIBUIDO EN HACERME CRECER EN MUCHOS SENTIDOS.

 

 

EL MERCADO ESTADOUNIDENSE ES MUY TENTADOR, ¿SE TE ANTOJA IRTE A VIVIR PARA ALLÁ?
Es mi primera oportunidad de incursionar en el mercado americano y de hacer mi primer papel en Hollywood. En realidad, vivir en Estados Unidos no se va a poder porque estaré con Wicked los fines de semana, pero voy a ir un rato por allá y volveré a México. Como debe ser. Acá están mi familia y mis amigos.

¿QUÉ EXTRAÑARÍAS DE MÉXICO SI TE MUDARAS?
Creo que la comida. Siempre lo he dicho. Cuando viajo lo que más extraño es la comida de México, aunque me fascine la gastronomía de todos lados.

HACER CINE EN ESTADOS UNIDOS IMPLICA NO SÓLO HABLAR, SINO SENTIR, PENSAR Y ACTUAR EN INGLÉS...
La verdad, toda mi vida he tenido presente el idioma y lo he practicado siempre. No puedo decir que sea una experta, pero sigo aprendiendo. Con la práctica podré hablar, pensar y actuar en inglés como dices. Además, ya que lo hablas todos los días se hace más fácil.

POR TU CARÁCTER DE ESTRELLA, ¿TE VISTE OBLIGADA A MADURAR MÁS RÁPIDO QUE EL COMÚN DE TUS AMIGOS Y CONOCIDOS DE LA EDAD?
Sí. No es que me crea yo muy madura ni nada, pero lo he hecho más rápido que los chicos de mi edad. Tengo amigos y primos que tienen los mismos años y cuando hablo con ellos, a veces me digo: “,De qué hablas?”, es muy chistoso. Siempre he convivido con gente mucho más grande que yo y eso también me ha ayudado a crecer en muchos sentidos, pero jamás se deja de aprender y de tener ese niño que llevamos dentro. Lo más importante es haber tenido desde la infancia el apoyo de mi familia, de la gente que me rodea, de la gente que me quiere y que trabaja conmigo. Puedo pensar muchas cosas como adulto, pero sigo sintiendo como alguien joven. Además, es padre tener esas dos partes de ti: en el trabajo puedo ser una persona súper madura, pero en mi vida personal puedo ser otra cosa.

¿AUN ASÍ, PUEDES TENER UNA VIDA NORMAL?
Nunca he tenido una vida normal. Llevo en este medio desde los cuatro años. No conozco ni recuerdo haber tenido una vida diferente a ésta. No extraño nada, porque nunca lo viví. Entonces, para mí esto es mi vida y lo he disfrutado muchísimo; estoy feliz de estar aquí y de seguir adelante.

COMO SEA, IMAGINO QUE HAS TENIDO QUE PADECER ALGUNOS SACRIFICIOS...
Siempre los hay. En realidad, aquí el principal sacrificio es el tiempo de convivencia con tu familia, como perderte cumpleaños por estar trabajando. Pero ellos siempre han entendido esta situación. Afortunadamente se han podido acoplar a mis tiempos y yo a los suyos. Sin ese apoyo no sé qué hubiera pasado.

Jueves, 27 Marzo 2014 20:02

Sabrina Sabrok en Playboy

Escrito por

Además de trabajar en su disco número 14 en el que conjuga la fuerza del metal, el punk y el industrial, Sabrina tiene proyectado lanzar un nuevo programa mucho más atrevido. Mientras tanto, presenta con regularidad su show sadomasoquista en escenarios de México, Estados Unidos y Europa.

 

 



playboy: ¿Qué cara pone un hombre cuando se le presenta una chica que con tacones mide casi 1.90, tiene senos enormes y un látigo en la mano?

sabrina: En el norte del país les impacta más ver a una mujer que maltrata a un esclavo hombre; por eso me piden que me lleve mujeres, porque prefieren verme golpeando a otra chica. Es que cuando subo a un hombre del público me dice: “No me pegues, no quiero quedar con la imagen de dominado”.

playboy: Si con muchas mujeres pasa, tú ya debes haberte acostumbrado a que nunca te vean a los ojos.

sabrina: Obviamente en la calle no ando toda producida, pero es inevitable que me reconozcan. Aunque traiga una camiseta holgada mis bubis se notan. Sea hombre o mujer, me ven a los pechos porque es lo que me distingue.

playboy: Sin tetas no hay paraíso, dice la novela de Gustavo Bolívar. Pero luego de ver tu video “Welcome to the human race”, uno pudiera pensar que sin tetas no hay infierno.

sabrina: (Risas) A veces me dicen que sin estas bubis no sería yo, pero Sabrina es una mezcla de todo. No soy sólo este par de bubis, tengo un carácter muy fuerte que no es común en las mujeres. Todo hace al personaje de Sabrina.

 



playboy: ¿Hoy en día qué música escuchas?

sabrina: Metallica, AC/DC, Rammstein, Pantera, Rob Zombie. A eso aspiro, a hacer música potente. La fuerza de la música mezclada con la de la imagen.

playboy: Los integrantes de Rammstein, por ejemplo, actuaron en una película porno dentro del video de “Pussy”, ¿te aventarías a hacer algo así?

sabrina: Mi apariencia ya es muy fuerte, me han dado de baja videos de Internet sólo por tener las bubis grandes. Mi show es el más fuerte que existe, pero si lo hago en un video no me lo van a pasar en televisión. No aguantan que suba un lesbian show en YouTube.

playboy: Sin embargo, los videos de tu banda aparecen en YouPorn aunque tú no estés desnuda ni teniendo sexo.

sabrina: En YouPorn, en Xvideos y en cualquier portal porno que los busques están, porque debido a mis bubis grandes la gente cree que es porno. De hecho, quien no me conoce cree que soy actriz porno, y me gusta; por eso yo misma subo los videos de mi banda a esos canales. Los fans se meten pensando que son películas y así ven los videos del grupo .



playboy: ¿Te quitaría el sueño que se colara uno video sexual privado tuyo a las redes sociales?

sabrina: No soy una persona reprimida ni tengo tabúes. No haría una película porno. Me lo han propuesto las productoras europeas y en Estados Unidos y les he dicho que no, porque me dedico a la tele. Pero que se colara un video personal no me importaría, sería igual que ver un show mío. Para mí algo porno no es fuerte, es más fuerte que en la portada de un periódico saquen a unos tipos muertos que a una mujer con las piernas abiertas. El sexo es natural, a todo mundo le gusta y todos lo practicamos.

playboy: Vi en tu Facebook que hacías audiciones para tus esclavas sexuales. Me mata la curiosidad por saber cómo.

sabrina: Tiene que ser una chica a la que no le importe que todo mundo sepa que se quitará la ropa y hará escenas lesbian conmigo. No aspiro a que sea Pamela Anderson, sólo a que se vea bien y sobre todo que carezca de prejuicios, que haga algo perverso. Primero veo sus fotos, le pregunto cuáles son sus fetiches y le pido que haga un showcito con la música que me gusta. Si son actrices porno, mejor.

playboy: A tu pareja (que toca en su banda) le deben fascinar este tipo de audiciones.

sabrina: Sí, para él es natural. No podría estar con alguien de mente cerrada. ¡Qué hueva que se espantara! No soy de gustos simples.

 

playboy: ¿La fidelidad es un gusto simple?

sabrina: Si no hay fidelidad no hay amor, no es una pareja. Me gusta hacer tríos y traer chicas para compartir con mi pareja, pero eso no compromete la fidelidad, porque es parte de un pacto. Sólo una pareja estable lo comprende. Soy muy sexual y necesito a mi pareja todo el tiempo conmigo porque en el momento menos pensado me gusta hacer cosas. Disfruto mucho ver películas porno. Aunque soy bisexual, cuando estoy con un hombre le soy fiel. Puedo hacer tríos con chicas, pero sólo con él como hombre.De los hombres siempre me he enamorado, nunca he tenido sexo por sexo. Con las mujeres sí he tenido sexo por sexo, pero nunca me he enamorado.

playboy: ¿Cuántos juguetes sexuales tienes?

sabrina: Llegué a tener una sala de sadomasoquismo en casa, pero los viajes hacen que no pueda armar una mazmorra fija. Me voy a trabajar a Estados Unidos, a España o a Argentina y siempre cargo con cosas sado: mis latigos, ﷽﷽ cadenas, ropa de vinil, máscaras. Los vibradores fíjate que no son de mi preferencia, los compro sólo para que mis esclavas los usen en el show. En lo personal, no me gusta usar dildos.

playboy: ¿O sea que no necesitas masturbarte?

sabrina: Claro que sí, pero hasta la masturbación me gusta en pareja. Es sólo que no me agrada meterme los dildos, te lo digo así de crudo. He tenido de todos los tamaños porque las sex shops me los dan, pero se los acabo regalando a mis bailarinas (risas). Si eres mi amigo, hombre o mujer, seguro te llegará un dildo en Navidad.

playboy: Aunque seas muy popular en televisión, eres parte de un movimiento subterráneo, ¿te interesa utilizar esa fama para combatir la discriminación hacia los punks o los darks?

sabrina: Porque soy la persona que está en televisión y tengo voz -aunque algunos piensen que por estar en ella ya no estoy en aquel mundo- siempre me expreso contra la discriminación. En la tele hay pocas chicas que estén tan tatuadas como yo o que hagan música tan pesada, sobre todo en Latinoamérica, que es donde está tan reprimido. Por eso siempre digo que la gente no debe ser juzgada por su imagen. O pensar que porque una mujer habla de sexo sin pena es una puta. La verdad, lo que opine de mí la gente de mente cerrada me vale madre. A mí nadie me va a detener.


Jueves, 27 Febrero 2014 18:16

Rossana Nájera posa en OPEN

Escrito por

Rossana lleva una sensual bata de dormir. Afuera, una cohorte de vestuaristas, maquillistas y fotógrafos organiza el shooting para esta portada, cambiando por completo el ord en original del lugar. Pero en esta hermosa recámara de época, en una casa decimonónica de la colonia Roma, ella está sentada, atenta, en un sillón de madera, esperando que la ataque con la primera pregunta. Rossana terminó su participación en la telenovela Prohibido Amar, donde interpretó un personaje poco convencional: una chica que deshace una familia sin siquiera saberlo, argumento que ciertamente la atrajo para la realización de este proyecto televisivo.

Su sonrisa y su mirada siguen siendo las de una niña ávida por descubrir el mundo entero, pero en el fondo de sus pupilas y en la espontaneidad de sus movimientos hay una mujer de temperamento inocentemente sensual. Después de todo, como ella misma dice, viene de provincia y su educación es meramente católica. Pero parafraseando a un famoso director de cine, gracias a Dios somos católicos, de esta manera lo sensual es un pecado. Y Rossana es uno que estamos dispuestos a vivir a cualquier costo.

 


 

PUEDO ENAMORARME FÁCILMENTE DE CUALQUIER PROYECTO; SI ME PIDEN HACER UN MELODRAMA ROSA, SERÉ FELIZ; OBVIAMENTE, CONSTITUYE UN RETO MUCHO MAYOR INTERPRETAR A UNA MUJER COMPLEJA COMO GABRIELA, QUE SIN SER VILLANA, IRRUMPE EN LA DINÁMICA DE UNA FAMILIA Y LA DESTRUYE SIN SABERLO REALMENTE.

 

 



HACE ALGUNOS AÑOS ERA IMPOSIBLE QUE LA PROTAGONISTA DE UNA TELENOVELA SE LIARÁ CON UN HOMBRE CASAD O. ¿HAN CAMBIADO LOS PARADIGMAS MORALES EN LA TELEVISIÓN?
Estamos enfrentándonos un poco más a la realidad. Siguen los melodramas clásicos, la historia de Cenicienta, pues hay quienes prefieren encender la tele, ver eso y reírse un poco. Pero también hay quienes están dispuestos a enfrentar la realidad.

COMO ACTRIZ, ¿QUÉ PROYECTOS TE SATISFACEN MÁS?
Me puedo enamorar muy fácil de cualquier proyecto. Siempre busco el lado bueno. Me das una historia y veo cómo hago para enamorarme de ella. Si me dan a hacer el melodrama rosa, seré muy feliz; pero obviamente es un reto mayor interpretar a una mujer como Gabriela que sin ser mala, deshace una familia y no puede salir de ahí.

 



¿ESTÁ ESTANCADA LA TELEVISIÓN MEXICANA, EN COMPARACIÓN CON PRODUCCIONES DE CONTENIDO MÁS ARRIESGADO, COMO LAS DE COLOMBIA?
Sí. Para ser honestos, aunque el tema de Prohibido Amar era muy arriesgado fue tocado muy por encima. No se fuer on hasta el fondo, hasta donde podrían haber llegado. Sé que tiene que ver con la moral y con las ideas que tienen
las televisoras de acá, que son mucho más familiares. Finalmente, (el lema de) donde trabajo es “señal con valor”,
y les cuesta mucho trabajo.

¿DIRÍAS QUE SE SUBESTIMA AL PÚBLICO MEXICANO? Les da miedo mostrarle la realidad. Es un poco lo que sucede con la religión, que mejor tapamos y que nadie se dé cuenta para seguir teniendo a la gente, no sé si domada, pero sí un poco más tranquila. Cuando se dan cuenta de que una historia como Prohibido Amar pasa en la realidad, que una mujer puede deshacer una familia sin ser necesariamente mala, les provoca inquietud
que lo veamos como algo normal y que dejemos de tener miedo por hacer esas cosas, que nos arriesguemos a hacerlas, que finalmente se vuelva una revolución en la que cada quien haga lo que quiera con sus sentimientos y pase por encima de las familias.

 

 



EN LA MAYORÍA DE LAS TELENOVELAS, PARECE QUE EL ÚNICO OBJETIVO EN LA VIDA DE LAS MUJERES ES ENCONTRAR UN HOMBRE Y SER FELICES. ¿EN LA VIDA REAL CREES QUE LAS MUJERES SIGAN ESA LÓGICA?
Me parece que sí. En verdad es algo de género y de sangre. Las mujeres en general buscamos una pareja y tener
un hombre que nos ame y al cual amar, y darle lo que tenemos por naturaleza. Las mujeres somos muy cuidadoras,
entregadas, maternales. Y creo que por eso estamos en busca de un hombre para poder dar todo esto con lo que venimos ya de paquete cuando nacemos.

AL FINAL, ¿NO ES UNA CARGA?
(Risas) Es parte de nuestra naturaleza y lo disfrutamos. Pero lo que creo es que cada vez somos más las mujeres que damos mayor importancia a nuestra carrera profesional y a desarrollarnos. Antes, las mujeres vivían para ser mamás o esposas y estar en casa. A estas alturas es difícil ver eso. Ahora, las mujeres luchamos por nuestra independencia y por realizarnos, no sólo como madres y esposas.
LO CUAL PARECE SER DOBLE TRABAJO...
Exactamente. También después de trabajar todo el día nos toca llegar a casa y atenderla. Pero las mujeres somos tan fregonas que podemos hacer todo.

 



¿HASTA DÓNDE LLEVARÍAS TU SENSUALIDAD EN UN SHOOTING COMO ÉSTE?
Ay... sigo siendo muy provinciana. Mira que soy muy evolucionada en otras cosas, pero enseñar mi cuerpo aún me cuesta trabajo.

¿QUÉ TAN DIFÍCIL TE HA RESULTADO EL AMOR?
Soy alguien que ha aprendido de ello. Si todo hubiera sido color de rosa, seguramente no estaría en el nivel maduro con respecto a la relación que quiero. Pero he sido afortunada. He tenido personas a mi lado que me han hecho feliz; cuando se han ido es porque tenían que acabarse esas historias.

¿ESAS EXPERIENCIAS TE VOLVIERON MÁS ESCÉPTICA?
Claro. Luego te dicen que antes eras más entregada y más linda. Pero creo que eso lo hacemos cuando estamos más chavitas e inocentes. No es que no te entregues, pero vas teniendo reservas para que las cosas funcionen más.

 


 
¿ERES CAPAZ DE REVISAR TU PASADO Y PENSAR: EN QUÉ CARAJOS ESTABA PENSANDO CUANDO ESTABA CON ESTE TIPO?
Al contrario, le agradezco los años que estuvimos juntos. Te lo digo en serio, si tuviera que regresar mi vida la volvería a vivir exáctarnente igual. Él fue un gran maestro en mi vida y lo quiero con todo mi corazón.

¿...DE QUIÉN HABLAS?
(Risas) ¡Del mismo que hablas tú! (carcajadas). La verdad es que a todas las personas que han estado en mi vida, les agradezco porque aprendí de ellos. Es real, sólo he tenido como tres parejas y a todos los quiero y los tengo en mi corazón. Agradeceré toda la vida que hayamos coincidido.

¿CREES EN EL ROL DEL HOMBRE Y EL ROL DE LA MUJER?
Te diré algo, entré en el feminismo y llegué a pensar que no importaba, que los roles se estaban perdiendo. Pero ahora que empecé a leer libros de Cabala, sobre todo uno que se llama Dios usa lápiz labial, entendí que si los roles no están bien estipulados, una relación no puede funcionar. El hombre es hombre. Punto. Es él quien tiene que proteger y dar; la mujer es quien tiene que procurar al hombre y cuidarlo y eso no quita que creas en la lucha por la igualdad.

 



¿ERES UNA MUJER SOÑADORA?
Mucho. Creo que es mi talón de Aquiles. Vivo soñando. Sueño despierta todo el día.

¿Y CON QUÉ SUEÑAS?
Con un gran proyecto. Tengo ganas de que llegue uno que me dé un giro como actriz y me despierte algo que haga click. Que me sorprenda hasta yo misma y diga: “wow”, pude alcanzarlo y me hizo ver la otra parte de la actuación’.

¿TE PREOCUPA MÁS EL PRESENTE QUE EL FUTURO?
Me encantaría responderte que el presente, pero no. Soy una mujer preocupada por el futuro, es algo muy malo, vivir entre el pasado y el futuro. Se va la vida, porque no vives el hoy; es una frase que digo siempre y me cuesta trabajo llevarla a cabo. Me preocupo por el futuro y en esta cuestión de ser tan soñadora, me la vivo pensando en lo que viene.

 


 
LA VIDA DE UNA ACTRIZ PARECE ESTAR RODEADA DE GLAMOUR, DE CÁMARAS, DE LUCES... ¿ES UN ARMA DE DOBLE FILO?
Es muy bonito cuando esas luces y esas cámaras están ahí por tu trabajo, porque hiciste algo increíble en teatro o en una película. El problema es cuando ya no están ahí para reconocer tu trabajo, sino para meterse en tu vida privada, y tal vez en ella, en esos momentos, no la estés pasando tan bien.

Miércoles, 26 Febrero 2014 22:57

Niurka en Playboy

Escrito por

 Si la foto de un seguidor tiene un pene, a mí nome importa, es su perfil. Yo soy amiga de él y él me manda mensajes respetuosos y cariñosos sin dejar de decirme que esa mañana se masturbó pensando en mí. no me ofende, me halaga.

 

Galería de Fotos

 

 

 

 

 

 

 

playboy: La aparición de tu primera portada en Playboy México fue una de las más vendidas de la historia de la revista. ¿Porqué tomar el riesgo por segunda vez?
niurka: Qué buena pregunta para empezar. Yo creo que la mujer está elegida por la vida, Dios, las religiones y las sociedades para ser la que enfrente los mayores sacrificios en muchas actividades,
como el solo hecho de traer la vida. Por otro lado, la mujer también posee la mayor capacidad de elección y de decisión. Lejos de aferrarme a la presunción, a la vanidad, al atrevimiento de un desnudo con estas oportunidades en Playboy, a mí me encanta la manera de mandarle mensajes positivos y directos a la mujer.

 



playboy: ¿Qué mensajes?
niurka: Es importante para mí que la mujer sepa que todo parte de una misma, de una autoestima equilibrada, de una seguridad y del orgullo del simple hecho de serlo, de vivir los sacrificios pero también los privilegios. Niurka tiene 46 años; la primera vez que hice Playboy tenía 39 años (en 2007). Fue un éxito total y hasta yo fui la sorprendida. Lo único que hice fue ser auténtica y libre a la hora de proyectarme y sobre todo me divertí. Yo invito siempre al equipo de Playboy, y esta segunda vez no fue la excepción, a que se divierta, se transporte y disfrute conmigo del momento de hacer las fotografías. Me encanta que le proyectemos a la gente -sobre todo a la mujer, aunque es una revista para caballeros- el mensaje de “sí se puede a cualquier edad ser feliz, sexy, libre, bella, positiva y exitosa”. La mujer es el elemento más perfecto que creó Dios. Ése es mi objetivo al posar y te digo que lo haría una tercera vez, lo haría a mis sesenta y luego cuando Dios me dé el privilegio de ser una ancianita longeva (risas).

 

 

playboy: ¿Qué tipo de mujer es Niurka ahora?
niurka: Niurka siempre va a ser una mujer jovial, interesada por mandar mensajes positivos a las mujeres. Somos guerreras de la vida, tenemos más recursos que los hombres y me niego a aceptar que somos un instrumento masculino. Al contrario, no sólo somos ese momento de erotismo, sensualidad, morbo, ensueño en el aspecto sexual, sino que somos quienes suplimos a la mamá para el hombre.
Los hombres son como niños chiquitos, nunca dejan de serlo. Es hermoso para mí ver cómo el hombre se encela de los hijos. Cómo quiere que lo apapachen, que lo cuiden, que lo guíen, que lo atiendan, que lo mimen. Y quieren sentirse también pequeños: que te preocupes, que lo celes. Todo eso le encanta al hombre, le gusta sentirse importante así. Y a mí me fascina hacerlo.

 

 

playboy: ¿Cómo ve Niurka el amor?
niurka: El verdadero amor existe. Estamos viviendo una época muy fría, muy banal, materialista,
amarillista. Tristemente se acabaron las largas relaciones, los amores por siempre. Y sobre todo el aderezo más hermoso que nos ha dado la vida para el amor que es la cursilería…

 

 

playboy: ¿Tú eres cursi?
niurka: ¡Total! (Se emociona). Esa mujer fuerte, determinada, desinhibida, atrevida, es mi naturaleza. Lo que no quiere decir que no sea suave, tierna, vulnerable, romántica, pequeña, infantil… Me gusta que mi hombre me diga qué hacer, hacia dónde ir, me encanta decirle “sí, baby, lo que tú digas”. Claro, eso me enloquece cuando son recíprocos el sentimiento, la dulzura y la ternura. Me vuelvo pequeñita, insignificantemente vulnerable cuando mi pareja me regala el privilegio de usar esos aderezos. Me pongo ruda cuando hay brusquedad (risas). y expresar, de transmitir sus sentimientos. El hombre a veces es bruto, pero me fascina notar en esa brusquedad de macho, de hombre, esa disposición de ser cuidadoso. Ese contraste me mata (risas).

 

 

playboy: Muchos hombres deben haberte dicho que te han soñado por estas fotografías o en otros momentos. ¿Cuál es el sueño más loco que han tenido contigo?
niurka: En Twitter hay muchos, porque mis seguidores ahí saben que soy muy abierta y desinhibida y que comparto con todos ellos de manera amistosa y respetuosa. No me gusta mutilar a nadie. Si la foto de un seguidor tiene un pene, por ejemplo, a mí no me importa, es su perfil. Yo soy amiga de él y él me manda mensajes respetuosos y cariñosos sin dejar de decirme que esa mañana se masturbó pensando en
mí. Que me diga eso no me ofende, me halaga, no me lo dice ofensivamente. Al contrario, me dice “mamacita, muñequita hermosa, esta mañana amanecí masturbándome pensando en ti y viendo tu foto”. Es su forma, hay que respetar las formas de expresión de los fanáticos.

 


playboy: Hablemos de esa primera portada térmica y emblemática en Playboy. Muchos
hombres la desnudaron al contacto...
niurka: Hasta el Sol la desnudó... (Risas).

playboy: ¿Cómo te gustan las manos de los hombres? ¿Cómo te gusta que te acaricie tu hombre para que te prenda fuego?
niurka: Me gusta sentir la mano dominante de mi hombre, la tosquedad, la rudeza, pero con
suavidad. Me gusta sentir su dominio, su control sobre mi cuerpo, su posesión pero con ternura, delicadeza y cuidado. Sin lastimar. Es como un contraste de lo duro con ese mensaje de
sobreprotección. El hombre que sabe apretar mi cintura y mientras la domina, acariciarla, es el hombre que me conquista.

 

 

playboy: Es un hombre que requiere de bastante equilibrio.
niurka: SÍ, es un mensaje filosófico o subliminal poner el ejemplo de las manos. Pero también en ello viene la mente, la forma de pensar

playboy: Eres como un canal para que muchos hombres puedan decir eso que quizá quieren decirle a su chica…
niurka: Para que ellas entiendan que hay millones de formas de expresar los sentimientos, que no todas las mujeres ni todos los hombres asimilamos la hipocresía de decir “quiero meter mi pene en tu vagina”. Hay hombres que necesitan decir “quiero cogerte y darte verga hasta que te canses” (risas).

 

 

playboy: ¿Qué lugar te gusta para hacer el amor? ¿Una cabaña apartada, una playa, algo romántico?
niurka: A mí me enloquece la sexualidad espontánea, de la misma manera que me gusta planear
un fin de semana de romance, porque como a cualquier mujer, me gusta que me dediquen tiempo. Pero me enajena la adrenalina, la sorpresa y que no planeemos. Me enajena que me sorprendan y que tenga que dejar lo que estoy haciendo porque en ese momento quiere y no puede esperar más. Eso me vuelve loca (risas).

Miércoles, 29 Enero 2014 01:53

Marimar Vega en portada OPEN

Escrito por

Comenzó su carrera como actriz a los diecisiete años; lo hizo encarnando el papel de Doña Inés en la puesta en escena Don Juan Tenorio, un personaje que había interpretado a manera de juego cuando era niña, mientras su padre montaba el clásico de José Zorrilla como cada año. Poco más de una década después, Marimar es una actriz de belleza no convencional cuyos personajes la han puesto en el ojo del huracán como una intérprete de personalidad intensa, apasionada y disciplinada. Ahora lo vemos en la teleserie las trampas del deseo, producida por Argos, que es la historia de tres mujeres que buscan satisfacer sus anhelos más profundos en un melodrama con tintes eróticos, policiacos y políticos.

 

 


Las trampas del deseo es un melodrama poco convencional y tu personaje de aura es muy complejo ¿cómo te sientes con ello?
Contenta porque estoy trabajando en los proyectos que me gustan. Las trampas... está lleno de buenas cosas. Mi personaje, además, es un reto porque se trata de una loquita muy divertida. Me cae muy bien. El equipo con el que estamos es muy profesional. Es una producción en la que la paso bien. Disfruto mucho ir a trabajar y cuando veo la serie al aire me siento orgullosa de formar parte de ella.

Has participado en propuestas laborales muy arriesgadas. ¿te miras en un futuro haciendo telenovelas rosas?
Sí, no estoy peleada con ningún tipo de propuesta laboral. La última telenovela que hice en TV Azteca era un poco rosa aunque el tema tenía un buen tratamiento y yo hacía a una protagonista no convencional. Me gusta tener trabajos diferentes. Pensándolo bien, también sería un reto porque nunca he hecho una como tal. Pero me siento mucho más satisfecha con algo como lo que estoy haciendo ahora.

 

“ME QUIERO TRAGAR AL MUNDO, ME SIENTO CONTENTA POR LAS DECISIONES QUE HE TOMADO EN MI CARRERA, Y POR LOS PROYECTOS QUE HE HECHO LLEVADO A DONDE ESTOY”.

 

 


¿Hasta dónde influyó haber crecido en un ambiente rodeada de actores y entre bastidores para que tomaras la decisión de dedicarte a esto?
Crecí en la casa rodeada de todo eso. El Don Juan Tenorio fue un clásico de mi familia de todos los años. Siempre vimos a mi papá haciéndolo y para nosotros era normal. La razón por la que me encanta todo este medio es precisamente por esa obra. Ahora, creo que tener un padre actor beneficia porque al final tienes a alguien que sabe de lo que le estás hablando y te puede ayudar y aconsejar, aunque ni a Zuria, ni a mí, ni a mi papá nos ha gustado meternos en la carrera del otro. Las dos llevamos caminos muy independientes, como si él se dedicara a cualquier otra cosa.

No debió ser difícil entonces que aceptaran tu deseo de convertirte en actriz...
En mi casa se decía "no puedes ser actriz hasta que acabes la prepa". Era un juego para mí. En el Tenorio, por ejemplo, hice todos los personajes hasta que me tocó el personaje de Doña Inés a los 17 años. Cuando nací, mi papá ya estaba haciendo Cuna de lobos, así que la actuación ya era parte de nuestras vidas.

Entonces tu padre menos que nadie pudo decir algo sobre tu póster en las trampas..., donde apareces semidesnuda...
Seguramente como papá no le gusta verme desnuda en el Periférico. Pero le parece in-creíble que yo esté ahí. Cuando hice Daniel y Ana, él fue el primero que leyó el guión y me dijo "haz esa película". Él entiende perfecta-mente lo que es esta carrera y sabe que hay que arriesgarse y le da gusto que yo haga ese tipo de cosas.

¿Qué satisfacción te deja cada medio en el que has participado?
Cada medio es muy distinto. La televisión te da mucho sitio. A la gente que critica la tele me dan ganas de decirle: bueno ve tú y haz 30 escenas diarias y apréndetelas de memoria porque nosotros no trabajamos con apuntador La televisión, la bien hecha y la que no, requiere de mucho aguante físico y de tiempo y paciencia. El tea-tro y el cine son una maravilla. En todas hay que sacrificar algo. En teatro, por ejemplo, le debes decir adiós a tus fines de semana porque tienes horarios en contra de todos los demás. Son como unas por otras. Y repetir lo mismo una y otra vez puede llegar a ser aburrido, pero no podría dejar de hacer ninguna. Cuando dejo de hacer teatro, lo extraño; con la televisión y el cine me pasa igual.

Pero debe ser distinto verte en una pantalla grande o tener al público a unos metros...
Sí, es muy distinto. En el cine estás rodeada de gente que estudió para esta profesión, y que no es su chamba nada más, sino que la hacen con gusto; eso es lo maravilloso. Estás rodeada de gente talentosa en todos los departamentos. Y todo el mundo está ahí porque quiere. Eso cambia mucho la dinámica, porque estás rodeada de profesionales.

 

 

Ahora que el cine mexicano pasa por un buen momento tanto en taquilla como en crítica, ¿qué estrategia crees que se deba tomar?
Creo que hay público para todo y es fundamental que empiece a confiar y a pagar por ir a ver una película mexicana. A todos nos da pauta para seguir haciendo las cosas en las que creemos. Pero debe haber de todo. No porque a Nosotros los nobles le haya ido bien significa que debemos hacer puras comedias así. Creo que va por buen camino y es un gusto que a las películas les empiece a ir bien.

¿Te sientes afortunada por desarrollar tu carrera en estos momentos de la industria?
Creo que todo en la vida pasa por algo y que todos estamos aquí por una razón fundamental. No me hubiera gustado vivir en ningún otro momento. Creo que estoy en uno en el que hago justo lo que yo quería. Desde hace un año deseaba hacer una serie con Argos y ahora lo estoy haciendo. Obviamente aún no me siento satisfecha, porque todavía tengo mil cosas más por hacer. Me quiero tragar al mundo. Pero sí estoy contenta por las decisiones que he tomado en mi carrera y por los proyectos que he decidido hacer y que me han llevado a donde estoy.

¿Consideras tu belleza como un plus?
Creo más en la personalidad que en la belleza física. Alguien que la tenga puede ser más arrollador que alguien guapo. Y el talento a mí me parece lo más atractivo de una persona. La gente talentosa es la que más me puede enamorar. En lo físico, creo que en gustos se rompen géneros. Habrá quien piense que yo no soy guapa y quien piense que sí. Realmente no me considero una belleza convencional, normal.

¿Te cuesta trabajo desprenderte de tus personajes?
Lo tomo como un trabajo. Esa es la ficción. Para eso nos entrenan, para eso estudiamos, para eso somos actores. Si estuviéramos todo el tiempo actuando, pues nos volveríamos locos. Bastante locas ya somos las mujeres y siendo actrices más...

Cuando modelas para un shooting, ¿te metes en un personaje?
Para este shooting en particular, no. Ahora soy yo, son las fotos de Marimar.

¿Te consideras una mujer explosiva, temperamental?
No. Soy una mujer intensa, pero también respetuosa con mi profesión, disciplinada con la puntualidad, con mis textos, con todo. Soy muy apasionada en todo lo que hago, en mis relaciones de pareja, en mi trabajo, con mis amistades. Cuando algo realmente me apasiona le dedico el cien por ciento.

¿En estos momentos qué te apasiona?
Tener un equilibrio entre mi carrera y mi vida es lo más difícil. Que las dos cosas estén bien. Porque normalmente uno está bien y lo otro no. Creo en los roles. En una relación de pareja, por ejemplo, tiene que haberlos. Creo en el rol del hombre y creo que en rol de la mujer.

¿Cuál es el rol de la mujer?
La mujer necesita cariño, apapacho, amor. No porque seamos independiente y trabajemos y ahora nos vaya bien tenemos que quitarle ese poder que al hombre le hace sentirse bien, el poder de dar, de sentir que ellos te ayudan, que ellos te salvan la vida y te cuidan. Esos roles tienen que seguir funcionando. Pero cuando se trata de mi trabajo me gusta controlar lo que yo puedo, saber mis líneas, tener las cosas a tiempo, etcétera. Soy controlador a en el sentido de que soy perfeccionista con mi trabajo.

Imagina un día sin shooting, sin llamados, sin entrevistas, ¿qué haces?
Hago ejercicio. Es lo que más extraño. Ver a mis amigas, a mi familia, ir al cine, y dormir... Hace años que no puedo ir al cine, de hecho, me he perdido de muchas películas que ahora tendré que ver por otros medios. También me gusta ver series siempre que tengo tiempo...

¿Qué serie estás viendo ahora?
Homeland.

¿Con qué personaje de homeland te identificas?
Con ninguno, pero la protagonista es muy similar a lo que hago yo en Las trampas..., así de loca y desequilibrada por completo.

¿Te inspiraste en ella para desarrollar tu personaje en las trampas...?
No, pero sí le encontré similitudes. Y dije: por ahí, porque ambas son súper inestables, locas, pero son personajes que al mismo tiempo tienes que querer y entender. Creo que todos llevan cosas de nosotros. Es imposible que no. Siempre son mitad la imaginación y lo que te da el guión y la otra mitad lo que tú le pones porque los actores trabajamos con nuestras experiencias. Por supuesto son cosas de nosotros las que estamos metiendo ahí.

Hay guionistas que dicen que es más interesante desarrollar un personaje para una serie que para una película porque tienen más oportunidades y más tiempo de abordarlo en todos sus matices. Como actriz, ¿te ocurre lo mismo?
Depende del trabajo. En la tele te dijeron ayer del personaje y entras hoy. Y más en la televisión mexicana. En el teatro es donde más he podido desarrollar personajes porque ensayas mucho y a veces en la repetición tú descubres cosas y dices por aquí me voy a ir. En la tele haces un ensayo y grabas. No hay el tiempo ni para analizar una escena, ni para estudiar un personaje. Te mandan el guión a las diez de la noche y por más que quieras, no hay tiempo para estudiar a profundidad un personaje. En el teatro, en cambio, ensayas tanto al personaje que el día del estreno ya lo tienes en su totalidad.

Martes, 28 Enero 2014 20:54

Sissi Fleitas en Playboy

Escrito por

 

 

 

Cubana de nacimiento, la vida de Sissi Fleitas bien podría ser llevada al cine por la cantidad de peripecias que experimentó, desde su estancia en México como inmigrante ilegal, hasta la vez que cenó con los reyes de España. Para su aparición en Playboy, no quiso olvidar esos barrios que caminó en otros tiempos y nos pidió que la lleváramos a Tepito y al Salón Los Ángeles.

 

 

 


playboy: No es cosa menor el desnudarse, ¿qué fue lo que te convenció?
sissi fleitas: Hace 10 años ni siquiera hubiera pensado en la posibilidad. Para hacer una sesión de fotos como ésta, hay que estar preparada física y psicológicamente, sentirte muy bien contigo misma, así que la oferta de Playboy llegó en el momento adecuado. ¡Estoy muy feliz de haber hecho las fotos! Tengo la edad correcta con una carrera sólida.

 

 

playboy: ¿Por qué quisiste hacerlas en sitios tan poco convencionales?
sissi fleitas: Desde el principio dije: “Estas fotos tienen que quedar para la historia”. Quería que fueran como las que hizo alguna vez Sophia Loren, que posó en topless en una época en la que resultaba realmente escandaloso. Hoy, en cambio, sus fotos son iconos. Por eso quise venir al Salón Los Ángeles, porque aquí surgieron muchos cubanos. Benny Moré escribió: “Qué bonito y sabroso” en este lugar. Aquí estuvo también Enrique Jorrín, creador del Chachachá, responsable de toda una revolución musical. Acá se hizo Aventurera, que fue muy especial para mí.

 

 

playboy: ¿Crees que esa cultura popular que antes tenía una connotación negativa, los barrios, la lucha libre o los mercados, experimenta una revalorización?
sissi fleitas: Vengo de un barrio de La Habana, por lo que siempre me identifico con el barrio. Cuando salgo, trato de ir a los lugares a donde no va nadie nunca. Viví 3 años en México siendo adolescente y hace 17 era diferente. Iba mucho a La Lagunilla para conocer lo que era el México real, porque sé que México no es sólo Polanco, ni Las Lomas. Sé que actualmente existe todo un movimiento cultural alrededor de los barrios. Daniel Giménez Cacho, por ejemplo, está impulsando un movimiento cultural teatral alrededor de Tepito.

 

 

playboy: ¿Te da flojera el glamour?
sissi fleitas: No, me fascina, no podría vivir sin las pestañas postizas, sin lucir bonita. Mira, nací en una Cuba complicada, con muchas carencias, pero a la vez una Cuba muy divertida y llena de música. Mi mamá fue solista de la ópera Nacional de Cuba, así que cuando eres niña y te rodeas de tanta música, eso te marca. Asistí a una escuela en la que mucha gente no tenía zapatos qué ponerse, en un ambiente muy austero, y eso me convirtió en una sobreviviente natural. El barrio me acompaña a donde quiera que voy, pero tengo la habilidad de estar a la altura de lo que sea: bailarme una salsa o cenar con los reyes de España.

 

 

playboy: ¿Fueron duros esos años que radicaste en México?
sissi fleitas: Fueron una realidad distinta. Acuérdate de que yo venía de un país que sufría apagones de más de ocho horas. Estaba de ilegal en el D.F., ¡Y mira, ahora soy americana! En aquel entonces absorbí lo que pasaba a mi alrededor. Fui al Centro Histórico antes de que lo tocara Carlos Slim, era otro Centro y la gente me decía que estaba loca, que era muy peligroso. Viví hasta la devaluación de 1994. Amo este país, tanto que hace dos años decidí venir a quedarme y aquí estoy.

 


playboy: ¿Cómo te mantenías?
sissi fleitas: Vivía de modelar, cobraba a través de una tercera persona. Sucedió que a los 15 años hice un programa en Cuba y a los 17 me contrataron para hacer unos comerciales en México. Venía por un mes y me quedé cuatro hasta hacer suficientes contactos. Luego regresé, traía 2 mil dólares con los que subsistí poco tiempo, pero al final estuve por más de tres años. Recuerdo que vendía ropa interior a las otras modelos que trabajan conmigo y así, al año saqué a mi mamá de Cuba, después a mi abuela, y juntas nos fuimos a los Estados Unidos.

 



playboy: ¿Te duele Cuba hoy en día?
sissi fleitas: He regresado muchas veces. Es mi tierra. La Habana es mi ciudad, y lo será siempre. Estoy orgullosa de haber nacido en mi país y considero a México mi segundo hogar.

 



playboy: ¿Cuándo fue la última vez que un hombre te hizo sentir incómoda?
sissi fleitas: Tengo la suerte o la desgracia de haber sido llamativa físicamente desde adolescente, así que no me incomodan las miradas. La única vez que me sentí así fue a los 14 años en medio de una recepción a la que asistí en el Palacio de las Convenciones de La Habana y el anfitrión era Fidel Castro. Tenía 14 años cumplidos, pero el tamaño que tengo ahora. Sus guaruras me empezaron a mirar y le dije a mi mamá: “¡Mami, vámonos ya!”. Cuando lo sientes la primera vez te asusta, pero o aprendes a manejarlo o te vuelves loca (risas).

 



playboy: Así que los guardaespaldas de Fidel Castro te miraron con lascivia. Entonces te ha tocado estar cerca de la historia de una forma singular.
sissi fleitas: Sí y mira, otra vez fui a una recepción para el príncipe Carlos de Inglaterra, en Berlín, y él se acercó hasta mí para darme la mano, aunque había muchas otras personas importantes. También tuve la fortuna de cenar con los reyes de España en Miami. Mi vida ha estado llena de contrastes.

 



playboy: Hablemos de tu trabajo en Sábado Gigante. Le diste muchas alegrías a otros migrantes como lo fuiste tú, ¿crees que hayas también causado conflictos con muchos matrimonios porque los maridos no querían apagar la tele?
sissi fleitas: ¡En lo absoluto! Pasa una cosa muy rara. La mayoría de las cartas que recibo son de mujeres de familia. Ellas no me ven como amenaza, sino como alguien muy cercana. ¡Me piden fotos para sus maridos, padres e hijos!

 



playboy: Los latinos tenemos fama de ser bombas sexuales, ¿aceptas lo que te toca?
sissi fleitas: ¡Claro! Las latinas tenemos algo especial, Como diría Caramelo, el pianista de Diego el Cigala: “Somos pura sabrosura”. ¡Qué fortuna que la traemos para compartirla!

 

 

playboy: ¿Qué hombres prefieres: cubanos o mexicanos?
sissi fleitas: El mexicano es fantástico, de los pocos en el mundo que no han perdido la ilusión de regalarte flores. El mexicano es espléndido y te trata como reina. Ése fue el éxito de Agustín Lara, que no era nada agraciado y conquistó a María Félix, la más hermosa del momento. Te apuesto, como dice la canción: Que no hay una mujer en este mundo que pueda resistirse a los detalles.

 

 

playboy: ¿Cuál es el mejor beso que te han dado en la vida?
sissi fleitas: El mejor siempre es el primero que le das a alguien. Hace poco leí un libro: Muchas vidas muchos maestros, del psicólogo Brian Weiss, en el que sostiene que todos tenemos muchas vidas y cada una nos deja una enseñanza. Creo que así es con las relaciones, cada una te deja un aprendizaje. Por eso, cuando inicias una, eres virgen otra vez y te enamoras como adolescente.

 

 

playboy: ¿Y con el sexo pasa lo mismo?
sissi fleitas: Sí, aunque la diferencia es que a estas alturas ya sabes bien qué es lo que te gusta. Cuando haces el amor por primera vez con alguien es un nuevo descubrimiento, pero ya conociendo bien puntos fuertes y débiles.

 

 

Miércoles, 22 Enero 2014 02:33

Las chicas de la Expomoto 2013

Escrito por

Fotografía: Armando Figueroa

Como cada año, la ciudad de México rodo con estilo en la Expomoto 2013, donde aficionados y profesionales se dieron cita para admirar los más potentes motores en dos ruedas además de deleitarse la pupila con las bellezas de las marcas invitadas así como la marca del conejito blanco.

 

Galería de Fotos

 


 

 

 

 

 

 

 

Martes, 07 Enero 2014 20:27

Marjorie de Sousa en OPEN

Escrito por

Una mujer sin concesiones

Emergió cual sirena de los concursos de belleza en su país natal a renombrada actriz de telenovelas en otras latitudes. Marjorie demuestra su consolidación como artista al haber dominado disciplinas como el baile, el canto y la actuación.

Coordinación: Hilda Delgadillo / Alfredo Cedillo
Maquillaje: Víctor Guadarrama
Peinado: Julián Bello
Styling: Evangelina Escamilla

 

 

Los venezolanos están fascinados con los concursos de belleza. De hecho en la tierra de Simón Bolivar, se dice que las telenovelas y los certámenes de belleza son – junto con el petróleo – las tres grandes industrias nacionales. Marjorie salió de Miss Venezuela con la disciplina necesaria para lanzarse al mundo de la televisión; una industria exigente que demanda muchas horas de dedicación. Aunque la actuación no era lo suyo, poco a poco, telenovela tras telenovela, ha obtenido la experiencia necesaria para dejar atrás viejas inseguridades frente a las luces y cámaras, así como acaparar la atención de los televidentes cada vez que se plana en escena para interpretar alguno de sus personajes, sobre todo los de villana que ya dominan. Y aunque en la vida real Marjorie es todo menos una chica malvada, para esta sesión en OPEN se mostró como una chica desinhibida, dejando a flor de piel su sensualidad y erotismo, aunque ella jure – entre risas que la desmienten – que es una mujer sumamente tímida. ¿Le creemos?

 

 

Eres hija de un portugués y una venezolana. ¿Qué consideras que has heredado de esa mezcla?
Tuve la dicha de nacer en Venezuela y de heredar de mis padres cosas muy particulares. De mi padre, su mentalidad europea; era mucho más difícil que él aceptara mi incursión al medio artístico. Mi madre, por el contrario, siempre me apoyó; estaba conmigo en todos los sentidos. Así que era más difícil convencer a mi papá que a mi mamá. De mi padre heredé lo trabajadora, lo obsesiva con el trabajo. Hay en Venezuela un dicho que reza “pareces un portugués” que se aplica a la gente muy trabajadora. Yo criticaba a mi papá por que trabajaba hasta los domingos y ahora lo entiendo, porque yo también soy así. En el caso de mi mamá, saqué lo de ser actriz porque mi mamá hubiera sido una excelente. Tiene un humor genial. Así que es un combinación muy bonita.

Comenzaste en concursos de belleza en Venezuela. Platícanos sobre la fascinación que los venezolanos tienen por este tipo de certámenes.
En mi país, el hecho de ir a un concurso de belleza es tan importante… Miss Venezuela es un concurso súper reconocido que siempre resulta una gran experiencia. Es una fiebre que se ha pegado al mundo entero. México incluido. Hemos entrado en esa onda. Qué bonito que podamos lucir no sólo mujeres hermosas sino inteligentes y talentosas. La mujer, para lograr éxito, no sólo tiene que ser hermosa, eso nada más es un complemento. En mi país el concurso es una grane escuela. Te enseñan de todo y lo número uno es la disciplina. Es como una escuela militar. Teníamos clases todo el día, desde oratoria, protocolo, danza…

¿Recuerdas cómo fue tu salto a la televisión?
Sinceramente no tenía idea, nunca imaginé ser actriz, nunca lo había hecho. Trabajé como modelo luego del concurso Miss Venezuela y recibí las llamadas de personas que han sido como mi mano derecha, mis amuletos, personas que me dieron el impulso y me mostraron el camino. Cuando me llamaron, me reía mucho por el hecho de que quisieran que fuera actriz. Pensaba ‘no sirvo para eso, nunca he estado ante una cámara haciéndolo’. Lo veía como nulo. Me dieron la oportunidad y me insistieron hasta que acepté. Después de un ataque de nervios me aprendí el libreto y grabé al día siguiente. Nunca había visto una cámara. Me daban ataques de risa de los nervios. Me comenzaron a entrenar y así salió esto, luego otra telenovela , luego terminé en Estados Unidos como villana. No podía creerlo y ahora es algo que me apasiona tanto que no podría dejar de hacerlo.

Gata Salvaje fue una telenovela que tuvo mucho éxito en varios países de Latinoamérica, debes verlo como un parteaguas en tu carrera…
Fue algo muy bonito, muy honesto, en el sentido de que yo estaba chica. No tenía idea de las dimensiones de la telenovela, de hasta donde llegaría. Fue un shock para todos. Ahora repiten la telenovela y no podemos creer que siga con éxito. Me marcó, pero también a todos los que estuvimos en el proyecto, fue un despertar y un impulso en nuestra carrera.

 

 

¿En qué medida, tu belleza te ha ayudado o estorbado en tu carrera como actriz?
La gente a veces tiene esa idea, ese estereotipo, y es complejo. A veces señalan o son capaces de decir que una no tiene el talento suficiente para lograrlo. En mi caso, me ayudó a esforzarme mucho más y demostrar que, después de todo, había algo que demostrar. Qué podía dar la talla. Ver que ese personaje lo sacaste con éxito. Tienes que prepararte y estar en las tablas. Te hace crecer mucho el hecho de estar ahí y trabajar con gente reconocida.

¿Cuáles son las diferencias entre los métodos de trabajo de las telenovelas venezolana, mexicana y estadounidense?
Es una bendición poder desenvolverme en distintos mercados. He tenido la dicha de trabajar en diferentes lugares. Nunca en mi vida había usado apuntador como hice en México. En Venezuela no se utiliza. Es muy frecuente también el método de hacer telenovela en cada país. Al hacerla gente no imagina el tiempo que dedicas, la energía, la intensidad, las horas de estudio. Cuando te toca un proyecto de telenovela, sabes que te vas a desconectar de muchas cosas y tienes que entregarte por completo al proyecto.

¿Estar en una puesta en escena como Perfume de Gardenias significo un paso adelante en tu carrera?
Fue algo que tenía muchas ganas de hacer. Perfume de Gardenias ha sido una escuela mágica porque es distinta a lo que tiene que ver con el cine y la televisión. Enfrentarte al público en directo es muy fuerte porque tienes que ver resultados directos; el momento, si te equivocas, no tienes oportunidad de echarlo hacia atrás, tienes que arreglarlo, Fue una escuela maravillosa; cantar, bailar, actuar. Era algo que tenía pendiente; de esos retos que te da como miedo hacerlos y que no queden bien. Pero tuve la dicha de trabajar con gente que me apoyó, que me enseñó y me guió. El resultado fue maravilloso y nos fue bien. Además, trabajar con María Victoria, Eric del Castillo o Andrés García, para mí fue increíble.

 

Has realizado vario shootings en traje de baño, en ropa sexy. ¿Eres una mujer desinhibida o cada sesión de fotos representa un reto?
Para nada. Más bien, soy bastante tímida, aunque no lo parezca. Aunque siempre digan lo contrario. Las sesiones de foto las veo como un arte. Me gusta trabajar con distintos fotógrafos, es muy bonito. No soy así, aunque los personajes que he interpretado me hayan llevado a que la gente crea otra cosa.

¿Modelar es también una manera de actuar?
La verdad si. Es como crear algunos personajes. Es como representar a un personaje, o como cuando te toca a ti, Marjorie de Sousa, sentare ahí y dar de ti. Conectar con la cámara. Es mágico.

En mira quién baila, por lo regular te ponen ritmos muy latinos, ¿Es la música que a ti te gusta escuchar, la que te gusta bailar?
De hecho quería que siempre me pusieran ritmos latinos, aunque baile de todo. Es como cumplir otro de mis sueños: bailar de manera profesional. Sé que esta experiencia me va a funcionar muy bien a lo largo de mi carrera. Con esto me siento más segura a desenvolverme mejor en el escenario.

Dicen que los treinta son los nuevos veinte. ¿Estás en tu plenitud?
He vivido etapas tan distintas y bonitas, que no me quejo de ninguna. Estoy en una maravillosa ahora, a la que tengo que sacarle todo el provecho del mundo. Mis veinte fueron increíbles e hice cosas que ninguna otra chica a esa edad hace. Los viví a plenitud y crecí mucho. A mis veinte estaba viviendo fuera de mi país, haciendo lo que me gusta; ahora es maravilloso lo que pasa a nivel personal y de carrera. Quiero que se quede así un buen rato.

¿Siendo tan guapa, y trabajando en un medio tan complejo, ¿Te sientes mejor acompañada por hombres que por mujeres?
Quien me conoce, sabe que soy de un círculo pequeño y muy tranquila. Soy de poco salir. Muy de estar con familia y amigos. Así que entre ellos tengo hombres y mujeres. Siento que una se vuelve más objetiva y maniática porque las experiencias de la vida te llevan a creer en pocas personas. Hay que valorar a los verdaderos amigos que te acompañan en la vida.

¿Tienes pareja ahora?
No, estoy feliz sola. Relajada.

¿Qué esperas de un hombre?
Lo que puedo decir es que para estar con una persona al lado tienes que admirarla, y que esa persona admire tu trabajo. Estoy es una etapa difícil. Inestable porque me tengo que mudar mucho. Por eso, esta etapa la tomé para mí y la estoy disfrutando sola, viviendo esto sola porque sólo yo lo entiendo. Lo que espero de un hombre es respeto y admiración. Siento que cuando ya dejas de admirar a la persona que tienes al lado se pierde todo.

¿Qué esperas de México?
Es mi segunda casa, lo digo con todo respeto. Ha sido un crecimiento muy importante, un trampolín muy importante. Desde que hice Mariana de la noche quedé con esa espinita de regresar y vivir a plenitud México. Espero poder brindarles mi talento y hacer cosas que sigan llenando de ese cariño. Estoy muy agradecida con el público mexicano porque me ha abierto la puerta de sus hogares. Aunque esté lejos he recibido mensajes de apoyo durante toda la temporada de Mira quien baila. A pesar de que no nací en México, no me siento sola sino como en mi casa. Una de las cosas que es buscar ese calorcito, ese lugar especial que te haga sentir bien.

Con esta portada, "La revista del conejito" celebra 60 años.

 

 

El lugar: Un comedor privado con paneles de palo de rosa en China Tang, el exclusivo restaurante debajo del hotel Dorchester de Londres, propiedad del empresario y socialité de Hong Kong Sir David Tang. Kate Moss se ve deslumbrante. Trae un vestido entallado con un corte que muestra sus muslos y se ríe sin parar. Sir Thomas Jones le enciende un cigarro y resiste las nubes de tabaco. Casi todo lo que él dice suena a broma, y casi todo lo que ella responde es tímido y sugerente. Y así empezamos.

 

 

jones: [Mira la lista de preguntas que ledio Playboy] La leeré tal y como está escrita, así que no me reclames. has sido la cara dominante de la moda por más de veinte años, ¿verdad?
moss: ¡Veinticinco!

jones: Aquí dice veinte, alguien se equivocó. ¿A qué atribuyes tu longevidad?
moss: Creo que importa más que seas una persona, no importa cuántos años tengas, como tú mismo lo puedes confirmar.

jones: ¡Sí! [Lee en voz alta el papel] Bueno, vamos a jugar. ¿Con quién te casarías, a quién te cogerías, a quién matarías?: Marc Jacobs, Naomi Campbell, Piers Morgan.
moss: Ah, es muy fácil. Mataría a Piers, me casaría con Marc, me cogería a Naomi.

jones: ¿Nos puedes invitar cuando pase? ¿puedo reservar un palco?
moss: ¡Ay, Tom, qué maleducado!

jones: Perdón. [mira a la distancia con un brillo en los ojos] Ok. [lee en voz alta el papel] Digamos que haces una cena con invitación especial. ¿Quién estaría en tu lista?
moss: Bueno, me gustaría cenar con gente malportada que tenga una historia que contar, ¡como yo! [grita, señala a Jones] Jack Nicholson, David Bailey, Stevie Nicks, Catherine Deneuve, Joan Collins. ¡La adoro! El otro día me mandó un mensaje. No lo podía creer. “Hola, soy Joan Collins.” Me quedé con una cara... [actúa como si sufriera un ataque fulminante y su pecho explotara, luego continúa] Y le diría a mi esposo, porque sería feo si no lo invitara. Y a Hugh Hefner, obvio.

 

 

jones: Joan Collins es buena.
moss: Joan Collins es buena. Stevie Nicks es buena también.

jones: ¿Seguimos con otra pregunta? Aunque has estado muy presente en la atención del público, eres una persona que cuida su privacidad. ¿Guardas la distancia entre tu vida pública y tu vida privada como una forma de sanidad, o es una decisión profesional para crear misterio?
moss: Es sólo por salud. No quiero ventilar mi vida privada en ¡Hola! ni que la gente conozca todas las subidas y bajadas en mi vida.

jones: Me pasa lo mismo.
moss: De todas formas, no entiendo qué tendría de interesante. No soy tan diferente de los demás. Y además, ahora con Instagram y todo lo que existe, todos están tan metidos con sus teléfonos que aunque esté en un restaurante como éste, donde no esperarías que pasara, alguien se acercará y querrá sacarse una foto conmigo. ¡No!

 

 

jones: Así es. Te atrapan con la guardia baja. Estás sentada a un lado de la alberca y de todos modos van por ti. Me han tocado tipos que han tratado de tomarme fotos cuando estoy en el baño.
moss: ¡No!

jones: ¡Sí! Alguien quería tomarme una foto orinando.
moss: Estoy impactada. Ya no hay límites.

jones: Siguiendo con eso, en esta era de 24 horas de noticias, ¿están sobreexpuestas las celebridades?
moss: ¡Eso ya lo contesté! [hace una pausa] Fui a Portofino con mi esposo para celebrar nuestro aniversario. Tomamos un avión privado desde Glastonbury y yo creía que nadie sabía a dónde íbamos. Llegamos ahí y ¿qué encontramos? ¡Unos malditos paparazzi!

jones: Sí. Yo tenía una casa en Bel Air…
moss: ¡Me encanta!

jones: Se la compré hace años a Dean Martin. Un domingo en la mañana, me levanté y fui a recoger la correspondencia. Me había echado unos tragos el sábado y ni siquiera me había visto al espejo. Sólo traía puesta mi bata. Entonces salí de mi puerta y había un autobús lleno de gente grabándome con sus cámaras de video. Pensé que nunca más iba a salir de esa puerta.
moss: ¿Aún tienes la casa en Bel Air?

 

 

jones: No, se la vendí a Nicolas Cage. Ahora estoy en Mulholland.
moss: Nosotros fuimos a ver la casa de Barry Manilow en Los Ángeles cuando la estaba vendiendo. Era increíble. El agente de bienes raíces nos dio una copa de champaña cuando entramos. Había un piano blanco.

jones: esta pregunta está buena. Si preparáramos un coctel que se llame Kate Moss, ¿qué llevaría?
moss: Bueno, tengo un amigo en el Hemingway Bar, en el Hôtel Ritz en París, un inglés que se llama Colin. Me he quedado en ese lugar desde que tengo 17 y he pasado mucho tiempo en ese bar. Así que mi trago es el French 76, que lleva vodka, jugo de limón, champaña y azúcar escarchada. ¡Me encanta! Tomar dos te hace sentir que la vida es maravillosa. Te sientes en el cielo. Vamos a que nos preparen uno. Ah, pero tú no puedes tomar en este momento. Lo siento
[Jones se moja los labios; está en una dieta para perder peso antes de que reinicien las grabaciones del programa The Voice UK.]

playboy: [Interrumpe] Dígannos qué están vistiendo.
moss: Yo traigo un mini vestido azul de gamuza diseñado por mí, de hecho. Zapatos Yves Saint Laurent y labial rojo, obvio.

jones: Yo traigo unos zapatos azules de gamuza Jeffery-West. No recuerdo quién hizo los jeans. El saco es de casimir, de Smedley.
moss: [Mira el reloj de Jones] Es increíble, nunca había visto uno tan grande. Apuesto a que te lo dicen todo el tiempo: “¡Tom, es enorme!” Es un reloj impresionante.

jones: Es un Cartier Santos. Aún los hacen. [lee en voz alta el papel] Si nunca te hubieras convertido en una modelo, ¿qué sería de ti? ¿Alguna vez te proyectaste otra vida?
moss: No. Era una niña cuando empecé. Tenía 14. Si esto no hubiera sucedido, no sé qué hubiera sido de mí. Estaría en Croydon [el vecindario al sur de Londres donde ella creció], trabajaría en un bar, supongo. Quería estar en el centro de las cosas. Amo trabajar con gente creativa, y no había gente así de donde yo vengo.
En cuanto vi la oportunidad…

jones: ¿La tomaste?
moss: La tomé.

jones: ¿Y qué quieres de la vida en estepunto?
moss: Sólo quiero seguir sintiéndome inspirada, trabajar y encontrar siempre nuevas cosas. Creo que de eso se trata, ¿no? Eso es todo lo que quiero… nunca sentirme aburrida. No soporto el aburrimiento.

jones: A veces uno encuentra emoción donde menos lo espera.
moss: [Sonríe con malicia y Jones le devuelve el mismo gesto] ¡La emoción está donde yo estoy!

Jueves, 12 Diciembre 2013 19:38

Calendario Playboy 2013

Escrito por

PLAYBOY presenta su Anuario 2014, donde participan las 12 celebridades que nos acompañaron durante este año: Brissia Mayagoitia, Alejandra de La Fuente Bozzo, Aylin Mujica, Yolanda Ventura, Ivonne Soto, Diosa Canales, Lourdes Munguía, Raquel Pomplun, Leia Freitas, Fabiola Campomanes, Vanessa Calzada "La Bujía", Sugey Ábrego y  una foto adicional de la Playmate "Vanessa Navarrete".

 

 

 

 

Página 1 de 6

Buscar